El ejercicio ayuda a evitar la retención de líquidos

La retención de líquidos  puede llegar a ser un problema de salud lo bastante serio como para afectar a nuestra calidad de vida. La retención de líquidos se produce cuando el organismo no elimina la suficiente agua de forma natural, tanto por el sudor como en forma de orina y en consecuencia, se acumula.

Las causas de la retención de líquidos puede variar, el embarazo, la menstruación, menopausia,  o anticonceptivos pueden ser causantes de esta afección. Otra de las razones más habituales puede ser la postura corporal, como por ejemplo estar de pie durante muchas horas puede derivar en una retención de líquidos en pies y pantorrillas, o incluso por problemas de mala circulación. Incluso la fatal de vitaminas como la B1 o la ingesta de corticoides puede causar este mal. Pero en general la causa en la mayoría de los casos es la falta de actividad física.

Algunos de los síntomas de la retención de líquidos son: un aumento de peso, variaciones de peso precipitadas,  hinchazón de pies y tobillos, rigidez en las articulaciones. Para identificar estos síntomas basta con  dar un ligero apretón en las zonas afectadas para que quede una marca en la piel. Además estos edemas pueden ir acompañados de dolor.

piernas cansadas ok

Existen algunos remedios para eliminar líquidos

Algunos de los remedios que se explican a continuación implican un cambio de hábitos, incorporando una dieta saludable y una vida activa.

Beber mucha agua

Aunque pueda parecer contradictorio, el cuerpo necesita hidratarte bien para eliminar el líquido que tiene retenido. Beber agua, infusiones, zumos, caldos… hará que se revitalicen los riñones expulsando todas las sustancias tóxicas y líquidos innecesarios del cuerpo.

Algunas bebidas que ayudan a la eliminación de líquidos:

  • Zumos de pomelo, sandía, piña…
  • Caldo de cebolla
  • Infusiones de hinojo, té verde, colas de cerezas, cola de caballo o castaño de indias

Comer sin sal

La sal retiene líquidos, por ello es conveniente rebajar su consumo. Si no hay problemas de tensión, ni se han tenido problemas cardiovasculares cocinar con un poquito de sal no es perjudicial. Se ha de eliminar por completo el consumo de sal para eliminar líquidos de forma brusca y rápida.

 Alimentación

Mantener una alimentación saludable es fundamental para eliminar líquidos. Es fundamental prestar especial atención a la cuida la cena, pues es la comida donde más líquidos y grasas podemos acumular.

 Ejercicio

Hacer ejercicio diario, especialmente poner en movimiento las zonas más afectadas, favorece el drenaje del cuerpo. Realizar ejercicios focalizados en esas zonas es una forma sencilla y fácil de eliminar líquidos de una manera rápida y efectiva. Estar en movimiento es la mejor manera de tener un cuerpo saludable.

Masajear las zonas hinchadas donde se almacenan los líquidos hace que estos se movilicen, favoreciendo que se eliminen de forma natural. Además realizar baños con agua fría puede ser un buen remedio para activar la circulación y favorecer la eliminación de líquidos. Aceites como el de Romero o Castaño de Indias contribuyen a reducir la hinchazón. Para evitar la mala circulación en las piernas es bueno dormir con las piernas en alto o mantenerlas en alto media hora antes de irse a la cama.